sábado, 9 de julio de 2016

Deja de ser "lo que ves" y comienza de una vez a ser "lo que sientes", porque lo que ven tus ojos puede desaparecer pero lo que siente tu corazón, permanecerá para siempre.